martes, 18 de septiembre de 2012

El P. Svagr: constructor, hombre de mundo e hijo de Don Orione


 Con la subida al trono del Emperador Meiji,[1] Japón comenzó una época de cambios sociales, políticos y tecnológicos; invitando expertos extranjeros en distintos campos a participar de esta nueva etapa.
Entre los extranjeros que llegaron, hubo un grupo de ingenieros, arquitectos y constructores checos que dejaron una huella muy fuerte en la arquitectura japonesa del siglo pasado. Esto se encuentra reflejado en la cantidad de artículos, tanto checos como japoneses, que abordan este tema.
Entre los checos que fueron al Japón, se encuentra Jan Josef Švagr,[2] quien luego ingresaría a la Obra de Don Orione en Argentina.
Jan Josef Švagr nació en Tynčany en la región central de Bohemia. Estudió ingeniería en la Universidad Tecnológica de Praga y trabajó en la construcción del Tren Transiberiano, desarrollando su trabajo también en Mongolia y China. 

Jan Svagr durante su estadia en Japón

Svagr llegó al Japón en 1923, donde trabajó por casi 20 años en distintas obras y construcciones:
  •  Monasterio Trapense de Tobetsu;
  • la escuela secundaria para señoritas Kouran;
  • Siber Hegner Co. Warehouse;
  • las oficinas de la Standard Oil Co.;
  • el complejo de casas para los operarios de la Rising Sun Petroleum Co.;
  • Missil Mease's House;
  • Kent's House;
  • la residencia oficial del Embajador de Canadá;
  • el hospital internacional “St. Luke”;
  •  la Catedral “Sacred Heart” de Yokohama;
  • la residencia del obispo de Fukuoka;
  • el auditorio y gimnasio de la escuela internacional “St. Joseph”;
  • la casa de la meditación;
  • el Marguerite Bourgeoys Center;
  • la Mezquita de Kobe;
  • la escuela secundaria “Seishin Joshi Gakuin”;
  • E. V. Bernard's House;
  • el templo católico de Hodogaya;
  • el edificio de departamentos “Helm” y
  • el templo católico de Toyonaka.



Foto de la construcción del Hospital Internacional "St. Luke" (1933)


En 1941, a causa de la II° Guerra Mundial se vió forzado a abandonar el Japón, dejando su empresa constructora en manos de sus empleados, quienes le obsequiaron un sable samurái en muestra de cariño y agradecimiento.
            Aquellos que conocen de arquitectura aseguran que Jan Josef Švagr dejó su sello en Yokahama. Su origen checo se evidencia en una de las ventanas de la catedral, donde se encuentra un motivo del Niño Jesús de Praga con una vista del Castillo de esa misma ciudad.[3]

Catedral de Yokohama, dedicada el "Sagrado Corazón"

         Del Japón pasó a Chile y después de la muerte de su esposa, se trasladó a Argentina donde conoció y admiró a la Obra de Don Orione. Ingresando a la edad de 66 años.
Fue ordenado sacerdote a los 71 años y dedicó el último periodo de su vida al servicio de los pobres del Pequeño Cottolengo de Claypole, del cual fue arquitecto.
Los indescifrables caminos de la Providencia hicieron de este gran constructor y hombre de mundo, un sacerdote y religioso ejemplar que dejó en sus hermanos y en cuantos lo conocieron el recuerdo de su sencillez y piedad.



[1] Mutsuhito, el Emperador Meiji (1852 – 1912), dio comienzo a una época de transformación y modernización del Japón el cual se transformo en una potencia mundial.
[2] de Tyncany (ex Checoslovaquia, hoy República Checa), muerto en Claypole en 1969, a 83 años de edad, 15 de profesión y 12 de sacerdocio.
[3] Cf. P. Holy, “Engineers, Builders and Architects”, EXPO 2005 AICHI CZECH REPUBLIC 7, (2005) 40-43

No hay comentarios.:

Publicar un comentario